Grupo familiar en una esfera rodeada de manosEntre todos los seguros, nuestros favoritos son los seguros de vida, en particular aquellos que cubren los riesgos de fallecimiento e invalidez en sus diferentes formas. Están pensados para proteger a nuestros seres queridos al concederles una prestación económica en caso de nuestro fallecimiento o invalidez; en este último caso la protección también se hace extensible a la persona asegurada; son indispensables cuando existen deudas por préstamos, como pueden ser hipotecas.

La cobertura principal de cualquier seguro de vida es la de fallecimiento, garantiza el cobro de la cantidad asegurada por parte de los beneficiarios en el caso de fallecimiento de la persona asegurada por cualquier causa, este aspecto es lo que les diferencia de los seguros de accidentes.

Las demás coberturas contratables generalmente tienen que ver con la invalidez o enfermedades graves:

  • Invalidez permanente absoluta: garantiza el cobro anticipado de la cantidad asegurada por parte de la persona asegurada en el caso de que éste sufra una invalidez absoluta y permanente que lo inhabilite para toda actividad laboral.
  • La incapacidad permanente total: garantiza el cobro anticipado de la cantidad asegurada por parte de la persona asegurada en el caso de que éste sufra una incapacidad permanente total que lo inhabilite para su profesión u oficio.
  • Doble capital: en caso de fallecimiento o invalidez por accidente de la persona asegurada.
  • Triple capital: en caso de fallecimiento o invalidez por accidente de circulación de la persona asegurada.
  • Enfermedades graves: anticipo del capital asegurado en caso de que padecer una enfermedad grave, según una relación de enfermedades contempladas en las condiciones de la póliza.

El coste de los seguros de vida está determinado por la edad de la persona asegurada. La cifra asegurable la determina la persona asegurada y, para hacerse una idea de la cantidad a fijar, habrá que tener en cuenta si existen préstamos y conocer las prestaciones de la Seguridad Social en los supuestos de invalidez, orfandad o viudedad. Un estudio gratuito de las cifras de estas prestaciones se las puede facilitar Contis de forma muy aproximada.