Una persona sentada escribeEn la actualidad, los directivos o administradores están expuestos a situaciones en las que pueden ser muy vulnerables porque las decisiones que toman pueden causar importantes perjuicios financieros a terceros.

El contexto legislativo es cada vez más duro y estricto para los directivos y administradores, las sanciones podrían ir contra el patrimonio personal y familiar de los directivos, incluso después de haberse jubilado.

Para cubrir estas contingencias existen seguros específicos de Responsabilidad Civil que protegen frente a las reclamaciones.

Además para defender sus intereses, se incluye la puesta a disposición del asegurado/a los mejores gabinetes de abogados especializados en este tipo de reclamaciones.