Operarios trabajando sobre un andamioPara cualquier empresa o profesional, al margen de su actividad, el seguro de Responsabilidad Civil resulta imprescindible. La finalidad de este seguro es la de cubrir las consecuencias económicas derivadas de los daños personales o materiales causados involuntariamente a terceros, así como los gastos judiciales, constitución de fianzas…

Existen múltiples modalidades de seguro en función de la responsabilidad que se necesite cubrir, siendo algunas de ellas:

  • Explotación: derivada del desempeño de la propia actividad comercial o empresarial.
  • Patronal: daños causados a los empleados a consecuencia de un accidente laboral.
  • Productos: garantiza las consecuencias económicas derivadas del suministros de productos defectuosos o en mal estado.
  • Garantía post-trabajos: daños causados a terceros por defectos en los trabajos realizados.
  • Profesional: derivada del desempeño de una actividad profesional. Existe cobertura de Responsabilidad Civil para todas las profesiones, podemos prestarle asesoramiento.
  • Responsabilidad Civil de socios y directivos: específica para quienes desempeñan estas funciones (consultar apartado específico).