A ContMusicos de una orquesta tocan sus violoncellosis le apasiona la música, con la que mantenemos una larga relación en diferentes facetas. Poner a disposición del público el seguro para instrumentos musicales nos permite mantener contacto directo con el elemento más importante, el propio músico.

El instrumento musical forma parte de la vida del músico, por ello requiere protegerlo ante cualquier incidente, con un seguro “todo-riesgo”, un término cuyo significado viene a decir que está cubierto todo aquello que no se excluya expresamente en las condiciones del seguro.

Las coberturas más significativas son la destrucción accidental del instrumento y el robo. El espacio en el que se mueven los músicos con frecuencia está lleno de dificultades y en ocasiones se producen accidentes. Un luthier nos refería el hecho de la destrucción completa de un violín, de altísimo valor, al caer su propietario sobre el instrumento, a consecuencia de tropezar con los atriles. Por otra parte,  la posibilidad  de perder el instrumento por robo o atraco es evidente, por la abundancia de amigos de lo ajeno.

Hemos comentado que este seguro cubre todo aquello que no excluye expresamente, destacan en este sentido los daños por causas no accidentales (humedad, desgaste…) y la exclusión de cobertura cuando el instrumento es cedido a otra persona por su propietario, en este caso se debería realizar un seguro temporal para el período que dure esta situación.

El seguro todo-riesgo de instrumentos  musicales está creado para ofrecer la máxima protección y se dirige a estudiantes, aficionados, coleccionistas, profesionales, bandas de música o conservatorios. Se adaptan a las necesidades específicas de cada cliente,  siendo el complemento ideal para los músicos profesionales :

  • Cobertura de seguro muy amplia que abarca los daños producidos en el transporte durante los traslados, el robo o los daños accidentales durante la utilización en conciertos o ensayos.
  • Duración temporal o anual.
  • Cobertura nacional, europea o mundial.
  • Servicio de luthieres y especialistas a disposición del asegurado para ocuparse de las reparaciones.
  • Pólizas a medida.
  •  Compromiso de respuesta inmediata

Otras garantías que se ha incorporado recientemente al seguro de instrumentos musicales son el hurto y la sustitución. La garantía de hurto cubre la desaparición del instrumento sin producirse fuerza sobre las cosas y la garantía de sustitución, pensada para ejecutantes profesionales, cubre el envío de un instrumento si el de la persona intérprete no puede ser utilizado por causa de una garantía cubierta por la póliza, por ejemplo la rotura del instrumento.