Edificio en viviendas con medidas para prevenir el roboEn el momento de cerrar la puerta de casa, sobre todo en caso de largas ausencias como el período de vacaciones, comienza también la inquietud por encontrar la casa sin novedad a la vuelta. Para conseguir que esto sea así, debemos atender varias cuestiones:

Evitar la atracción (pasar desapercibido): una vivienda desocupada es más atractiva ante el robo, principalmente porque se dispone de tiempo para buscar con detalle lo que más interese, por ello debemos tratar de evitar dar muestras evidentes de que la vivienda está desocupada atendiendo a:

-Buzón: debe evitarse que el buzón aparezca lleno de correspondencia sin recoger. Podemos solicitar a un vecino que la recoja diariamente y nos la entregue a la vuelta.

-Luces y persianas: podemos utilizar sistemas de domótica programados para  mover las persianas y encender luces.

-Teléfono: bajaremos al mínimo el volumen del timbre  para que no pueda escucharse desde fuera de la vivienda y se perciba que nadie lo atiende.

-No dar a conocer públicamente que dejamos vacía la vivienda. Esto es válido tanto para las conversaciones en los comercios del  barrio como en las redes sociales. Quizá haya que dejar de presumir en las redes de la mariscada que acabamos de tomar en la playa o del viaje a Nueva York.

Disuadir, a través de la protección: cuanto mayor sea el nivel de protección de la vivienda, menos atractiva será de robar. Atenderemos a las diferentes medidas de protección.

 -Puertas: hay varios niveles de seguridad, siendo las blindadas y acorazadas las más seguras. Las acorazadas son aquellas que tienen el marco de acero.

-Colindantes: en los pisos o apartamentos debemos valorar el posible acceso desde viviendas vecinas  a través de ventanas o terrazas contiguas y proteger adecuadamente, bien mediante un sistema de rejas o de otro tipo. De nada servirá disponer de una puerta acorazada en la entrada de la vivienda si el vecino tiene una baja protección en la suya, nuestros balcones son contiguos y coincidimos en el tiempo en tomar vacaciones, pues desde su vivienda podrían acceder a la nuestra.  

-Mirillas: las mirillas son un elemento de seguridad indispensable. Pero las mirillas convencionales se pueden desmontar e introducir a través de su orificio una sonda endoscópica de varios metros conectada al teléfono móvil que permite visualizar si la vivienda está vacía y si lo que hay en ella es atractivo para el robo.

-Cerraduras: todas las cerraduras de puertas deben ser de seguridad, con varios puntos  de anclaje y “antibumping”. Los sistemas de gorjas, que eran muy seguros, han dejado de serlo al aparecer en el mercado útiles para abrirlos que se pueden comprar libremente a través de internet. Quien disponga de una cerradura con sistema de gorjas es conveniente que lo cambie por uno de “cilindro europeo”.

-Alarmas: las alarmas se han popularizado y son una buena medida de protección. Una alarma sólo será eficaz si está conectada a una central de alarmas que registre cualquier intento de acceso a la vivienda y pueda dar aviso a las fuerzas de seguridad. Quien disponga de este sistema de protección debe saber que es recomendable su activación parcial o zonal cuando se está dentro, especialmente en casas de gran tamaño, pues muchos robos se producen estando los dueños dentro de casa.  

No obstante, aunque las alarmas son un buen elemento de protección, no son infalibles, por ello siempre deben acompañarse de medidas de protección física.

Asegurar: junto a las medidas comentadas, en las sociedades modernas añadimos la cobertura de un seguro que compense las pérdidas sufridas por el robo. Es una garantía contratada generalmente a través del seguro multirriesgo del hogar y debe estar correctamente suscrito para no encontrarnos con situaciones desagradables en caso de comunicar un siniestro de robo.

En la suscripción del seguro deberán figurar fielmente las medidas de seguridad de las que dispone la vivienda, pues afectan a la aceptación del riesgo por parte de la compañía aseguradora y al precio del mismo. Atienden a los elementos comentados: situación de la vivienda en casco urbano, urbanización o despoblado; puertas de acceso, principales y secundarias; protección de ventanas y otros huecos de acceso; medios de protección electrónica, etc. Si alguna de las medidas de protección fuera inferior a las señaladas en póliza la aseguradora podría rechazar el siniestro o aplicar una regla de equidad que supone una indemnización inferior. Pensemos en el caso de una vivienda que contaba con alarma conectada a central en el momento en el que se contrató el seguro y, posteriormente, eliminó esta protección sin comunicarlo al asegurador.

Naturalmente, el valor de lo asegurado se debe corresponder con lo declarado en la póliza para evitar el infraseguro. Cuando se adquieran joyas u objetos de valor especial debemos revisar los capitales de la póliza de seguro.

Asimismo es conveniente, incluso imprescindible, disponer de una relación detallada de los objetos de valor especial y joyas, junto con fotografías de todo ello, y una relación de los números de serie y fotografías de aparatos electrónicos que poseamos, para identificarlos en caso de  ser localizados por las fuerzas de seguridad o, incluso, a través de los servicios técnicos de las marcas si llegasen a pasar por ellos y cuentan con un sistema de control de las sustracciones.

Una cobertura de seguro puede adquirirse a través de diferentes canales y el cliente debe valorar cuáles entiende que son más profesionales y, por tanto, mediante una contratación adecuada podrán evitarle conflictos ante la aseguradora en caso de siniestro. Hoy día, encontramos ofertas de seguros en grandes almacenes, banca, líneas directas…, el canal de corredores de seguros ofrece garantía de profesionalidad, es riguroso en la contratación para evitar problemas en los siniestros, ofrece al cliente ofertas de varias aseguradoras entre las que podrá escoger la que más le convenga por precio, prestaciones, etc. Todo ello, sin incrementar el coste del seguro, pues la labor  de los corredores es compensada por las aseguradoras, no por el cliente.

En la correduría de seguros Contis estamos a su disposición para todo lo que necesiten en relación con el aseguramiento de sus riesgos.

Ver: https://contisred.es/seguros-personales/hogar/