Seguros de Responsabilidad Civil para Perros

Seguros de responsabilidad civil para perros, permiten cumplir con la obligación legal de disponer de un seguro obligatorio para determinadas razas, o para todos los animales, independientemente de su raza, en algunas comunidades autónomas. 

Mediante un seguro de Responsabilidad Civil para mascotas, se obtiene cobertura frente a las reclamaciones por los daños que hay podido causar un animal a las personas o a las cosas.

Necesidad de un seguro de Responsabilidad Civil para Perros

El Código Civil deja claro en el art. 1905 que “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido.”

Como veremos más adelante, no siempre es de obligación legal contar con un seguro de responsabilidad civil para perros. Sin embargo, todo animal es imprevisible y puede causar un daño; por ejemplo, un perro que se escapa puede originar un accidente de tráfico.

Obligatoriedad de los seguros de Responsabilidad Civil para Perros

Los animales de razas peligrosas o de ciertas características morfológicas deben estar cubiertos por un seguro de responsabilidad civil para perros.

En la Comunidad de Madrid y en Euskadi es obligatorio disponer de un seguro de responsabilidad civil para toda clase de perros, independientemente de su raza.

En el resto de España, contar con seguro de responsabilidad civil únicamente es obligatorio para las razas las razas denominadas potencialmente peligrosas. El Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos indica en su articulo 3.1.e:

“La obtención o renovación de la licencia administrativa para la tenencia de animales potencialmente peligrosos requerirá el cumplimiento por el interesado de los siguientes requisitos:

Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a ciento veinte mil euros (120.000 euros).”

Con base es la el Real Decreto señalado, posteriormente cada Comunidad Autónoma ha desarrollado legislación específica.

Cobertura veterinaria para perros

La cobertura de responsabilidad civil es una garantía más en algunos productos aseguradores más completos. Estos productos incluyen también la cobertura de gastos veterinarios, a veces diferenciando entre gastos para intervención quirúrgica exclusivamente y gastos que incluyen también toda la asistencia veterinaria por enfermedad o accidente.

Al hacerse cargo de un perro como mascota es incierto el futuro sobre cómo se desarrollará su salud con el tiempo, por ello es conveniente disponer de un seguro que cubra las intervenciones quirúrgicas o toda la asistencia veterinaria. Puede suponer un gran ahorro.

Más información sobre seguro para mascotas (Pulsa)